EXPERIENCIA

•julio 16, 2007 • Dejar un comentario

 

Frecuente escuchar el valor que supuestamente se le da al hecho de acumular habilidades y prácticas, que con el transcurso del tiempo, todos experimentamos y que, al menos en teoría, nos enriquecen y hacen mejores. Si bien es cierto que el reconocimiento se hace al menos verbalmente, no menos real es que en ocasiones, más allá de lo dicho, hay también un desperdicio de esa experiencia.
Resulta dramático el ejemplo de los bailarines, quienes nunca terminan de formarse como tales. Permanentemente trabajan en el movimiento, en el perfeccionamiento de su ejecución. A la vez continúan desarrollando sensibilidad y capacidad expresiva. Sin embargo, cuando el tiempo pasa y las capacidades físicas comienzan a mermarse, la experiencia sirve de muy poco como para prolongar por más tiempo su carrera. Es triste que, cuando sensibilidad, espíritu e intelecto van llegando a uno de sus puntos más altos, es el cuerpo lo que limita. La mente quiere, pero ya no puede.
Algo similar ocurre con los deportistas y sus fugaces carreras. Más bien, carreras contra el tiempo que más temprano que tarde terminan por perderse. Parecería consolador -al menos para quienes no dependen de un cuerpo joven y fuerte como instrumento de trabajo- saber que en otras actividades la experiencia tiene un valor. Sin embargo, esta veteranía prematura fácilmente se extiende a otros ámbitos. Mucho de esto está relacionado con las limitaciones que para el crecimiento tienen la mayoría de los países. La actividad económica va de la mano con la creación de empleos; de manera que frenándose la primera, por fuerza sucederá lo mismo con la segunda.
Podemos percatarnos de que haber sido una secretaria eficiente no garantiza que se encontrará nuevamente empleo una vez que se ha perdido. Lo mismo sucede con quien fue un vendedor estrella, pero que en un mercado más competido ha dejado de serlo. Un ejecutivo de alto nivel tampoco tiene garantías. Todo ello porque hay mucha gente esperando esos puestos; tal vez con menos experiencia, pero dispuestos a capacitarse en cortos periodos de tiempo.
La docencia quizá sea uno de los pocos ámbitos donde la experiencia todavía tiene un valor importante. En parte esto tiene que ver con que, en este caso, la experiencia sí marca diferencias en el desempeño. Pero, atención: tampoco los que ya tenemos horas de vuelo en esto de enseñar y aprender, hemos de tranquilizarnos como para dormirnos en nuestros laureles. Cuando se habla de experiencia, de ninguna manera se trata del simple paso del tiempo: en todo caso eso es antigüedad y, aunque se han empleado como sinónimos, distan mucho de serlo.
La experiencia no es escalafonaria y tampoco constituye el resultado de un proceso automático. Decir “experiencia” es remitirnos a un proceso en el que a través del ejercicio diario -docente, por supuesto- y el trabajo constante, tenemos acceso a nuevos aprendizajes. La sola práctica no basta, si de por medio no hay reflexión sobre aquello que hicimos. Lo hecho se convierte en experiencia, en la medida en que nos preguntamos qué hicimos bien, qué podemos mejorar, cuáles aspectos pueden ser reforzados, cómo debemos o podemos hacerlo, qué fallas hubo, etcétera. Repetir formas de trabajo al infinito sin modificación, cambio o cuestionamiento nos puede brindar destreza o habilidad, a veces positiva; pero también puede ser negativa. Su peor aspecto es que impide la posibilidad de cambio y mejora.
Con esto último se quiere dar a entender que la experiencia no es patrimonio exclusivo de quien lleva mucho tiempo en las aulas. Es más bien la afirmación de que se trata de algo que desarrolla quien tiene la disposición para pensar y repensar en su trabajo con los estudiantes. En la profesión de maestro -como en todas las profesiones, oficios y ocupaciones- nunca termina el proceso de formación. Se puede llegar a buenos niveles de desempeño, a excelentes niveles quizá, pero quien piense que tocó el límite se engaña. Siempre hay al menos una forma mejor para emprender una tarea: la experiencia nos ofrece las pistas. Las únicas condiciones: flexibilidad de pensamiento y disposición para modificar. Suena sencillo, pero la realidad muestra que no son bienes tan abundantes.
Por el solo hecho de provocar su curiosidad, maestra o maestro: intente recordar la primera vez que pisó un salón de clase, sus primeros días trabajando para la educación. ¿Qué tal la sensación de tener un vacío en el estómago al comenzar algo nuevo? ¿Sintió usted el nerviosismo traducido en un hormigueo en el rostro y las manos; tal vez transpirando involuntariamente o acelerando su respiración? ¿Puede recordar cómo miraba el conjunto de rostros infantiles o juveniles, sin identificar todavía individualidades, un bloque compacto cual muralla?
Pues bien, si aún le sucede algo de esto al comenzar cada nuevo ciclo escolar, tenga la certeza de que esa inquietud que da paso a la experiencia… sigue viva en usted. ¿Puede recordar cuáles eran sus ideales? ¿Cambiar el mundo, hacerlo mejor? ¿Poner acaso un grano de arena para construir un mejor país? Posiblemente con el paso del tiempo esas ideas se hayan desdibujado y perdido nitidez: los tropiezos en la vida no se dan sin dejar huella. A pesar de ello le invitamos a traerlos nuevamente a la mente, con certeza no estaban mal.
La diferencia entre aquel entonces y ahora, consiste en que su experiencia es mayor. Un arma de doble filo, ya que le puede proporcionar argumentos para justificar por qué seguir igual; pero también, y como contraparte, le puede hacer ver que ahora está mejor equipado para conseguir esos ideales.

Trabajando con la naturaleza

•julio 16, 2007 • Dejar un comentario

A continuación visita los siguientes sitios en donde trabajaras acerca de la naturaleza:

  1. http://www.internenes.com/programas/juego.php3?i=269
  2. http://www.internenes.com/programas/juego.php3?i=355
  3. http://www.internenes.com/programas/juego.php3?i=535

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA NATURALEZA

•julio 16, 2007 • Dejar un comentario


TOPOGRAFÍA Y OROGRAFÍA

En este punto se tratara de describir las elevaciones y características del terreno.

Abarca parte de la sierra madre Occidental con mesetas o laderas desde la cabecera municipal hasta los limites del municipio de Jiménez del Teul. Que es en donde se localiza la mayor parte de la superficie agrícola. Se cuenta con algunas cadenas montañosas, picos y cerros que son identificados como la Sierra Prieta al Oriente de la población, el Picacho Pelón y el Picacho montoso.

CLIMATOLOGÍA

El clima es templado, frío en invierno y no muy caliente en verano, en las partes altas y las serranías predominan los climas templados. Se identifica el territorio municipal como Bs1k Semiseco templado, a este tipo de clima pertenece el 44.70% de la superficie en el estado Zacatecano.

PRECIPITACIÓN

Lluvias en verano en los meses de junio a septiembre, y no muy frecuentes lluvias en invierno en el mes de enero.

FLORA

Asociado a su clima, tiene una vegetación resistente a la sequía, presente en tres estratos vegetativos: Bosque, matorral y pastizal, donde predominan las siguientes especies como: mezquites, biznagas, huisaches, maguey y nopal, en las zonas elevadas predominan el roble, el encino, el pino, el cedro y la manzanilla.

UTILIZACION DE LAS ESPECIES PREDOMINANTES

Mezquite: Prosopis julioflora (s.w) d.c., La madera es dura le llaman madera de hierro y se utiliza para construir postes para cercos; los frutos y las hojas son aprovechadas por el ganado. También es procurado como remedio casero de la medicina tradicional para combatir la inflamación de ojos, la disentería y algunas enfermedades de boca y garganta.

Pino: Las especies con permiso de explotación son: Engelmaniise, gelophila, ererari y Lumholtzii, se localiza generalmente en las partes altas de la serranía, se explota la madera, y se extrae ocote y resina, estos últimos con fines domésticos.

El encino: Quercus s.p., se localiza en los cerros pedregosos, dando lugar a una vegetación de transición de bosques mixtos; convive con los pinos y matorrales, propio de climas secos presente en el municipio. Es utilizado como leña, mampostería o postes para cercos y corrales, y en las localidades mas marginadas se utiliza para fabricar el arado de yunta llamado tronco, mangos para herramientas manuales por ser una madera dura altamente resistente, tenaz y muy apreciada.

Manzanilla ó manzanita: es el nombre común de una especie arbustiva, su nombre proviene del fruto conocido como pingüica, que es en forma de manzana pequeña de medio centímetro de diámetro aproximadamente; de esta especie se aprovecha el fruto que es comestible, la hoja como té, la cual en un tiempo fue exportada, la madera se utiliza como combustible en temporadas lluviosas, por poseer una cubierta cerosa que impide que penetre la humedad, facilitando la combustión;

El recurso pastizal es aprovechado por el ganado, principalmente bovino para carne, así como el nopal que en temporada de sequía se utiliza como suplemento alimenticio.

Maguey: Regularmente se encuentra en las partes bajas, en algunas localidades es más predominante tal es el caso de canutillo, Gualterio, Rancho El Cura. Se utiliza como suplemento para el ganado en temporadas de seca, se procesa en forma rudimentaria ixtle, mezcal, aguamiel, miel y de la inflorescencia se obtiene el quiote.

El Huisache: Acacia fernesiana se distribuye por todo el municipio y se utiliza para leña, carbón y postería para cercos.

Palo colorado: El cual se desconoce su nombre científico; principalmente son utilizados para leña.

FAUNA: Su fauna principal en aves; gallareta, codorniz, ganso, grulla, gris, patos cercetas. Palomas ala blanca, paloma de collar guillota, agachona y ganga. Mamíferos: ardilla, conejo, coatí, coyote, liebre, mapache, tejón, tlacuache, techalote y venado cola blanca.

PRODUCCIÓN

FRUTICULTURA: La producción frutícola es muy variada. Su principal fruto es la pera, de la cual existe gran diversidad. Estas comienzan a verse desde en junio y se terminan en octubre. Se producen también manzanas de exquisito sabor y muy alta calidad, así como moras, chabacanos, duraznos, ciruelo, guindo, cerezo, mirra, uva, higo, nuez, capulín, zapote, membrillo, tejocote y frutas silvestres como las manzanillas, madroños, garapullos y sin faltar los piñones.

De estas frutas, la primera en madurar es la mora, y la última el tejocote, toda la producción se obtiene a muy baja escala, como también es minera la producción cítricos, ya que en la actualidad vemos que se dan naranjas, limones, y mandarinas. Hoy en día existen nuevas plantaciones de durazno de temporal, de lo cual hay mucho entusiasmo para su cultivo. Otro producto que también se ve es el aguacate.

Se produce además en la región una variedad de tuna muy solicitada. Este producto presenta una policromía en el paisaje y ofrece variedad de sabor al comerlo; las más conocidas son: pachona, cardona, duraznilla blanca, rosa y roja; chaveta, tapona y de castilla en sus presentaciones: blanca, amarilla, rosa, morada: la más dulce y jugosa “la tuna de castilla zarca” con algunas de estas tunas se produce también queso de tuna y miel, así como un vino de agradable sabor llamado “coloche”

Además de la producción frutícola, existe también el cultivo de maguey, el cual produce: quiote, aguamiel, miel de maguey, y fermentando la aguamiel, se obtiene pulque. De esta planta también se extraen sus fibras, para la elaboración de jarcia, que luego se utiliza en labores propias del campo.

Al hablar de Chalchihuites no podemos omitir su mayor variada producción de flores, pues hay personas que con dedicación y esmero las cultivan tanto para ornato, como para buscar algunos ingresos. Las más conocidas son gladiola, dalia, bola de hilo, crisantemas, perritos, julias, claveles, nube, bugambilias, noche buena, rosales y rosa entre otras.

GANADERÍA: Abunda también esta rama, sobretodo en la cuenca del río y en la serranía se explotan ganados mayores y menores; el ganado mayor o vacuno, es el más usual, pero casi es de este tipo corriente, el herford angus o verdi angus, o el tipo charolas o, como le dicen vulgarmente, jorobado, abunda poco; el equino y mular, en muy poca escala; el ovejuno también se deja ver sobe todo en las rancherías.

MADEDERÍA: Grandes centros madereros no los podemos ver como los vemos en Durango, serruchos, fábricas, etc.; pero si hay pequeñas explotaciones en la sierra, de vigas, morillo, tabletas, carbón, leña, etc.

INDUSTRIA: La industria grande no existe y dentro de la pequeña industria sólo podemos encontrar: la fábrica de ropa y edredones exclusivas YAQUE, propiedad del señor don Ramiro Flores. Así como algunas tenerías que producen innumerables artículos de vaqueta y cuero, también mencionar la fábrica de muebles y el aserradero localizado en la comunidad de José Maria Morelos.

blogfesor

•junio 8, 2007 • Dejar un comentario

El blogfesor es una herramienta en línea que permite trabajar en forma colaborativa, la cual tiene categorias en donde se da a conocer diversos aspectos, ya sea del tema a tratar y de quien lo ha creado. Ademas puede tener imagenes y articulos dentro de las categorias.

Mi Vida

•mayo 18, 2007 • Dejar un comentario

Mi nombre es Alexis Fuentes, nací el 9 de octubre de 1985 en la localidad  de Puerto Octay, en donde realice mis estudios primarios y secundarios, menos el cuarto año medio, el cual lo realice en santiago.

Hace tres años que egrese de la carrera de educ. general basica. En este momento estoy ejerciendo como profesor un colegio de la zona de Osorno.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.